Aquitania

  • Un fin de semana en Burdeos, la capital de Aquitania

    Burdeos es una ciudad preciosa, ideal como escapada de fin de semana.  Su centro histórico, patrimonio de la humanidad,  destaca por su gran belleza y a unos 50 kilómetros se encuentra la maravillosa Bassin d’Arcachon, una de las zonas más espectaculares de la costa atlántica francesa. Y además, sus vinos locales están considerados como los mejores vinos franceses. En los alrededores de la ciudad hay grandes zonas de viñedos.
  • Un viaje de altura en tren en Artouste

    El parque nacional de los Pirineos franceses es la parte más espectacular y mejor conservada de toda la cordillera en el  país vecino. Entre las muchas zonas  maravillosas que podemos visitar hay una que se presta mucho a hacer una excursión con niños: el lago de Artouste, accesible desde el valle de Ossau. Combinaremos  teleférico, un precioso  tren turístico, una sencilla caminata y un maravilloso lago  y paisaje de alta montaña.
  • Saint Émilion, un precioso pueblo entre viñedos

    Saint Émilion es un precioso pueblo a 45 minutos de Burdeos, famoso por los viñedos que rodean la ciudad, y es también una excepcionalmente atractiva ciudad pequeña con un gran patrimonio cultural.
  • En tren cremallera al monte La Rhune (Larrun)

    El monte Larrun es la primera cima importante  de los Pirineos desde el oeste y tiene una característica silueta que lo hace inconfundible desde kilómetros a la redonda. Subir en el pintoresco tren cremallera es toda una aventura para los niños.