Alemania

  • Un paseo por la historia del siglo XX: Berlín

    Berlín tiene una serie de atractivos que hacen que una escapada sea realmente interesante. Su convulsa historia reciente es la causa  de que no conserve muchos edificios históricos, pero entre las partes reconstruidas y las obras de arquitectura moderna hay mucho para ver.
  • Ruta por la Franconia alemana

    Recorremos dos de los pueblos más bonitos de Alemania: Bamberg y Rothenburg ob der Tauber, así como la región de la Franconia suiza, una de las zonas más destacables de Alemania desde el punto de vista paisajístico.
  • Berchtesgaden, un idílico rincón de los Alpes bávaros

    Nos vamos  de  escapada a Berchtesgaden, un precioso parque nacional en un rincón de los Alpes Bávaros. YEn la región podremos disfrutar de otras atracciones como El Nido del Águila- Kehlsteinhaus –, preciosos pueblos como el propio  Berchtesgaden y algunas idílicas iglesias de montaña como la de Ramsau.
  • Visitamos la monumental Dresde, renacida de sus escombros

    Situada en la antigua RDA, la ciudad de Dresde alberga un gran e impresionante patrimonio histórico y su casco antiguo es de una gran belleza. No en vano se la conoce como de “la Florencia del Elba”. Y además su belleza sorprende aún más cuando ves imágenes de  cómo quedó la ciudad tras la guerra. Dresde fue prácticamente arrasada, no  quedo casi nada en pie.
  • En el corazón de Baviera: dos días en Núremberg

    Núremberg es una ciudad poco conocida por el turismo, conocida sobre todo por su maravilloso mercado de Navidad, el Chirstkindlesmarkt. Su casco antiguo está rodeado por la antigua muralla de la edad media de unos 5 km de largo. El casco antiguo está atravesado por el río Pegnitz y varios puentes lo cruzan lo que le da un toque muy pintoresco.
  • Hamburgo, un destino diferente en el Norte de Alemania

    Hamburgo es una ciudad fascinante que bien merece una escapada de fin de semana.  Aunque está a 100 Km de la costa, el río Elba lo convierte en uno de los puertos más importantes de Europa. El puerto y la zona de almacenes portuarios son dos de sus grandes atractivos.