Occitania

  • Recorremos las magníficas gargantas del Tarn

    Las gargantas del Tarn son unas espectaculares gargantas que van desde Le Rozier, al norte de Millau, a Ispagnac, siguiendo el curso del río Tarn por 50 kilómetros en el departamento francés de Lozére. Las Gargantas del Tarn figuran entre las gargantas más profundas de Europa y constituyen una de las zonas naturales más bonitas de Francia. Las gargantas están flanqueadas por acantilados rocosos recorridos por carreteras con grandes vistas panorámicas.
  • Carcassone, espectacular ciudad medieval amurallada

    Carcassonne es uno de los enclaves medievales más espectaculares que podemos ver en Europa, gracias a sus enormes y extensas murallas junto con un centro medieval cuidado con esmero. Es cierto que gran parte del mismo se debe a una amplia reconstrucción pero eso no le resta encanto a esta joya que podemos visitar muy cerca de los Pirineos y de la frontera con España.
  • La ciudad cátara de Minerve

    Minerve es uno de “Les plus beaux villages de France”. Situado en la región de Languedoc-Roussillon, en el departamento de Hérault , es una antigua ciudad cátara situada en lo alto de una meseta rocosa rodeado de profundos barrancos excavados por los ríos Cesse y Brian. Aúna el encanto de un precioso pueblo medieval con el de un marco natural impresionante.
  • Un tres mil accesible en el Pirineo francés: Neouvielle

    En los Altos Pirineos, entre Saint Lary y Aragnouet, la Reserva Natural Nacional de Néouvielle, una zona de montaña protegida por su biodiversidad y uno de los rincones más bonitos del Pirineo francés. Su paisaje esculpido por glaciares crea un paisaje espectacular de crestas, prados, bosques de pinos, aguas cristalinas y páramos elevados, todo combinado para formar una especie de inmensa terraza suspendida a una altura de 2000 metros al pie del Pic de Néouvielle,, objetivo de esta excursión.
  • Gavarnie: el más espectacular anfiteatro de los Pirineos

    El circo de Gavarnie es uno de los enclaves naturales más espectaculares de todo el Pirineo. Además tiene la ventaja de ser muy accesible para cualquier tipo de visitante, ya que visitarlo supone únicamente un paseo desde la aldea francesa de Gavarnie.