• Calatañazor, un histórico pueblo de Soria

    Calatañazor es un pequeño pueblo de la provincia de Soria, uno de los enclaves medievales mejor conservados dela provincia y junto  con el monumento Natural de La Fuentona constituye un bonito destino para una escapada corta. Su ubicación es también parte de su encanto, pues se encuentra sobre una roca a orillas del Río Milanos y muy cerquita de la capital soriana. Además es una población con un gran pasado histórico asociado al moro Almanzor y a la batalla de Calatañazor.
  • Santillana del Mar: uno de los pueblos medievales más bonitos de España

    Santillana del Mar es un precioso y monumental pueblo medieval que se encuentra en Cantabria, no  muy lejos de la capital, Santander. El pueblo alberga un paisaje medieval de los mejores que se pueden encontrar en España. Todos los edificios situados a lo largo de preciosas calles empedradas están perfectamente conservados.  Se mantienen tal y como debían ser en la antigüedad.  La Colegiata de Santa Juliana es la  joya de la corona en lo que a monumentos se refiere.
  • Siurana, un precioso pueblo en la montaña de Tarragona

    Siurana es una pintoresca población en la Comarca del Priorat en la provincia de Tarragona. Es una pequeña localidad rodeada por la sierra de Montsant, un lugar frecuentado por aficionados a la montaña. Su diminuto caserío se levanta en un espolón rocoso con impresionantes vistas sobre el entorno donde se encuentra el embalse de Siurana. Una carretera de unos escasos 8 km nos lleva desde Cornudella hasta allí subiendo por un precioso paisaje de montaña con bonitas formaciones rocosas en roca caliza rojiza.
  • Visita al pueblo y embalse de Guadalest

    El pequeño pueblo alicantino de Guadalest y su ubicación sobre el embalse del mismo nombre constituyen realmente una vista espectacular - los restos de un castillo medieval y el pueblo precariamente encaramado en lo alto de una montaña con vistas al pantano de un color turquesa- . A media hora en coche de Benidorm, ubicado en un valle privilegiado y rodeado por las sierras de Aitana, Xortá y Serrella, encontramos esta joya que es sin duda uno de los pueblos más bonitos de España.
  • Isla de Tabarca: un antiguo refugio de piratas

    Tabarca es una pequeña isla, la única habitaba en la Comunidad Valenciana, situada a unos 4 Km del cabo de Santa Pola, en la provincia de Alicante y muy cerca de la propia capital. Aunque apenas abarca unas 30 hectáreas de superficie, cuenta con un puerto, un pequeño y precioso pueblo - Conjunto Histórico Artístico- , dos playas y una naturaleza maravillosamente conservada. Conserva sus murallas, un faro, y una iglesia.
  • La antigua fortaleza templaria de Peñíscola

    Peñíscola es un importante centro de vacaciones en la costa castellonense. Pero es mucho más que eso, es por derecho propio uno de los pueblos más bonitos de España. Su castillo y recinto amurallado situado en un istmo entre las dos playas es realmente encantador y uno de los más bonitos de España-. Además dentro del municipio encontramos también el Parque Natural de la Sierra de Irta, una preciosa sierra costera con preciosos paisajes, playas y restos históricos.