Francia

  • Las gargantas del Ardeche: naturaleza, cuevas y pueblos medievales

    Las Gorges del Ardeche son unas espectaculares gargantas talladas por  el río Ardeche, un afluente del Ródano que discurre entre los departamentos de Ardeche y Gard. Además de esta maravilla natural la región cuenta con preciosos pueblos medievales y algunas de las cuevas más importantes de Francia. Sin duda otro espectacular rincón de Francia para escaparnos unos días y conocerlo a fondo.
  • El santuario y pueblo medieval de Rocamadour

    Rocamadour es una espectacular villa francesa situada en el departamento del Lot. Su ubicación, en tres niveles sobre las paredes rocosas de un barranco, es impresionante. En la parte inferior nos encontramos la villa medieval. En el medio, la impresionante Ciudad Santuario y, en lo más alto dominando el valle, el precioso Castillo.
  • Saint Émilion, un precioso pueblo entre viñedos

    Saint Émilion es un precioso pueblo a 45 minutos de Burdeos, famoso por los viñedos que rodean la ciudad, y es también una excepcionalmente atractiva ciudad pequeña con un gran patrimonio cultural.
  • Saint-Cirq-Lapopie: uno de los pueblos más bonitos de Francia

    Nos encontramos ante uno de los pueblos con más encanto de Francia, y no sólo porque pertenezca al club de Les Plus Beaux Villages de France – los pueblos más bonitos de Francia – o porque en varias ocasiones ha sido elegido como el pueblo más bonito en diferentes encuestas, sino porque es de esos lugares que situados en medio de la nada posee una belleza y un encanto especiales.
  • Descubrimos los tesoros de la costa del País Vasco Francés

    Esta escapada es ideal para 3 o 4 días. Conoceremos la costa del País Vasco Francés, sus principales poblaciones y rincones naturales y visitaremos el monte Larrun (La Rhune en francés) a bordo de un pintoresco tren cremallera.
  • Cassis: la perla del Mediterráneo francés

    Cassis es uno de esos destinos que lo tiene todo: un precioso pueblo con su coqueto puerto, playa, un castillo sobre un risco vigilando la costa, una carretera panorámica con espectaculares vistas y además es el punto de entrada al Parque Nacional de las Calanques.