Suiza

  • Basilea, cruce de caminos entre Francia, Suiza y Alemania

    Basilea (Basel en  alemán) es la tercera ciudad más grande de Suiza y se encuentra en una esquina del país donde además confluyen las fronteras de Alemania y Francia. Alberga una bonita ciudad medieval, que aunque menos conocida que otras ciudades como Berna o Lucerna, es realmente interesante. 
  • Tres días en Zúrich, la ciudad más grande de Suiza

    Zúrich es la capital financiera de Suiza. Es una bonita ciudad situada a orillas de un lago, el Zürichsee, y las calles y plazas empedradas de su casco histórico son una verdadera delicia para el visitante. Edificios pintorescos y mantenidos con pulcritud invitan a pasear por sus callejuelas y por las riberas del río Limmat que desemboca en el mencionado lago. Zürich es la ciudad más grande del país y ofrece una mezcla única de atracciones - más de 50 museos y más de 100 galerías de arte junto a su patrimonio histórico- .
  • Berna, una ciudad medieval a orillas del Aare

    Berna es la capital de Suiza y es una mezcla perfecta entre una gran ciudad y un pueblo de cuento, que es lo que verdaderamente es la parte vieja. De hecho el casco antiguo forma parte del Patrimonio de la Humanidad. Pasear por sus calles nos ofrece la posibilidad de conocer y disfrutar cómo eran las ciudades medievales. En Berna sin duda encontramos uno de los ejemplos mejor conservados del urbanismo de la Edad Media. Además su pintoresca ubicación en un cerrado meandro del río Aare y situada sobre una lengua de tierra estrecha y elevada conforma una imagen de postal.
  • Lucerna, una ciudad de cuento

    Lucerna es una encantadora ciudad medieval suiza situada en la orilla del enorme lago del mismo nombre y a los pies del Monte Pilatus, un espectacular mirador sobre la zona. En definitiva estamos hablando de una preciosa ciudad en un entorno natural incomparable. Los majestuosos Alpes a la orilla del lago Lucerna; el Kapellbrücke, su puente cubierto de madera; la moderna Kultur und Kongresszentrum; o el majestuoso monte Pilatus son sólo algunos de los atractivos que atesora esta ciudad que parece sacada de un cuento.