Pirineos

  • Ibones Azules desde Panticosa: un maravilloso escenario

    La ruta a los Ibones Azules desde el Balneario de Panticosa nos lleva junto a dos pequeños lagos de agua cristalina, gélida y de un azul intenso, rodeados de montañas imponentes. Es una ruta exigente pero accesible para todos. No hay dificultades técnicas y es una ruta de 14 Km entre la ida y la vuelta. Se salvan unos 800 metros de desnivel, por lo que tampoco es una ruta catalogable como sencilla.
  • Un viaje de altura en tren en Artouste

    El parque nacional de los Pirineos franceses es la parte más espectacular y mejor conservada de toda la cordillera en el  país vecino. Entre las muchas zonas  maravillosas que podemos visitar hay una que se presta mucho a hacer una excursión con niños: el lago de Artouste, accesible desde el valle de Ossau. Combinaremos  teleférico, un precioso  tren turístico, una sencilla caminata y un maravilloso lago  y paisaje de alta montaña.
  • Un fantástico balcón sobre el valle de Pineta

    Esta fantástica ruta en el Parque Nacional de Ordesa sube hasta el lago de Marboré desde la Pradera de Pineta salvando más de 1.300 metros de desnivel por lo que es una excursión de día de las más duras en todo el Pirineo. No obstante no hay dificultades técnicas y las vistas son espectaculares, por lo que solo es cuestión de ponerse manos a la obra y disfrutar de las maravillosas vistas del valle de Pineta. Son poco más de 4 horas de subida y unas 3 de bajada, recorriendo en total unos 14 Km.
  • Alquézar y las gargantas del río Vero

    Sobre un promontorio junto a las espectaculares gargantas del Vero y en el Parque Natural de la Sierra de Guara nos encontramos uno de los pueblos más bonitos de España.