• Recorremos Bretaña (I), la tierra de Merlín y Arturo

    Bretaña es una tierra de fuerte identidad y de leyendas. Acantilados salvajes, costas rocosas, misteriosos bosques… la riqueza natural de la región es excepcional y también alberga un importante patrimonio arquitectónico.

  • Hawai (II): Maui y la Big Island

    Esta es la segunda parte de nuestro viaje a Hawaii, donde visitamos las islas de Maui y la Big Island. Maui es una espectacular isla formada por dos conos volcánicos conectados por un valle central. La naturaleza es el principal atractivo de esta isla. La Big Island es la más grande del archipiélago como su nombre indica y sus dos grandes atractivos son el Parque Nacional de los Volcanes y el Mauna Kea, un impresionante volcán que se eleva en el centro de la isla.
  • Un recorrido por el desconocido Gales

    Gales es un país pequeño, acogedor y con una gran riqueza natural. Numerosos castillos, 3 Parques Nacionales y preciosos pueblos tanto interiores como costeros hacen de este pequeño país un destino maravilloso. En este viaje hicimos un recorrido por sus principales puntos e interés y tuvimos tiempo para hacer alguna pequeña ruta de senderismo para conocer más de cerca sus atractivos naturales.
  • Hawaii: viaje al paraíso (I)

    Hawaii es un remoto archipiélago y un paraíso natural donde podemos encontrar paisajes de lo más espectaculares, desde el Parque Nacional de los Volcanes al Gran Cañón de Waimea o la fabulosa costa de Na Pali, que seguro os resultará familiar debido a que ha aparecido en numerosísimas películas y series de televisión.
  • Recorremos Holanda más allá de Amsterdam

    Recorremos la parte más desconocida de Holanda, con sus pequeños pueblos y verdes paisajes, descubriendo un buen número de esos lugares más desconocidos y nos quedamos maravillados de los tesoros que esconde este pequeño país.
  • Pueblos medievales, castillos y el valle del Dordoña en el Perigord negro

    El Perigord Negro es una maravillosa región francesa situada al oeste de Burdeos. Es una región de pueblos medievales, castillos, ríos y preciosos paisajes. Su capital es la maravillosa población de Sarlat-la-Canéda, un pueblo – no llega a ser ciudad por su tamaño – con un centro  histórico de los más bonitos de toda Francia, lo  cual es mucho  decir.